lunes, junio 24, 2024
FútbolFútbol ProfesionalPortada

“A Pedro De la Vega lo quiere todo el mundo”

Fue la afirmación del presidente de Lanús en una entrevista brindada recientemente en un canal de televisión.

 

Luis María Chebel, presidente de Lanús visitó los estudios de TNT Sports en el programa “Pelota parada”, donde habló sobre la actualidad y la política del club, las posibles futuras ventas del “Grana” y las que ya se hicieron, los nuevos proyectos que se vienen y más.

 

A Pedro lo quiere todo el mundo, a Toto (Belmonte) también. Pero Pedro es un jugador por el que uno recibe llamadas todas las semanas”, declaró el dirigente además de afirmar que “tratamos de decir que está el libro de pases cerrado y que ya vendimos a uno o a otro y le pedimos a Pedro que nos tenga paciencia, que ya va a llegar la oportunidad”.

 

El mandamás del equipo del conurbano bonaerense también fue crítico al sostener que “nosotros no le cortamos la carrera a nadie. Hemos vendido a muchos jugadores desde que nos tocó asumir y también tiene un poco que ver con eso, porque a nosotros cuando viene un jugador y nos dice ‘Mira Luis me voy a vivir a Los Ángeles’, como fue el caso de Aude y más allá del dinero que le ingresa al club, que es muy importante, hay que tener poco corazón para cortarle la carrera a un chico de 20 años que le cambia radicalmente la vida, la economía, todo”.

 

Por otro lado, no fue esquivo a la realidad del país y sobre cómo manejan la economía de la institución: “No tenemos contratos de jugadores en dólares. Intentamos no tener y me parece que si los ingresos mayoritarios de los clubes son en pesos o si uno vende un jugador y tiene que liquidar los dólares en el mercado único de cambio, me parece que la lógica es que los jugadores del futbol argentino cobren en pesos porque es la moneda que nos rige a todos”.

 

Por último, Chebel hizo mención a las obras a las que afrontan, a otras disciplinas y de la convivencia entre dos ídolos como son “Laucha” Acosta y “Pepe” Sand: “Es muy difícil para nosotros porque te sentás con una persona que idolatrás. Tanto el Laucha como José son ídolos de la historia del club, no de esta época. Entonces es difícil convivir con eso y uno trata de ir llevándolo”.