miércoles, julio 17, 2024
BásquetPortadaTorneo Federal

La Liga Federal arrancó con los cuartos y sólo festejó Pane

Los tres equipos con olavarrienses en su plantel que siguen en competencia iniciaron una nueva llave en su búsqueda de ascenso, pero solo uno logró terminar con festejo.


Mauricio Pane, Mateo Macrini y Nicolás Giménez fueron los oriundos de Olavarría que salieron a la cancha, pero solo terminó siendo victoria para el deportista del equipo de Entre Ríos en un cruce entre locales.

 

En el marco de los Cuartos de final de La Liga Federal, Centenario cayó en el Alfredo Morosano ante Temperley. Con un cierre de epopeya, el ‘negro’ lo dio vuelta y se impuso ante el plantel venadense 83-79.

 

En lo que fue una noche cargada de emociones, el tablero comenzó a sumar recién a partir de los dos minutos. A partir de allí, el local impuso su juego y con la lucidez ofensiva de Ottolini, además de los centímetros de Evangelista, supo pasar al frente gran parte del período. No obstante, Centenario reaccionó y de la mano de Giménez en ambos costados, achicó y los primeros diez minutos fueron de los rosarinos 19-15.

 

El comienzo de los siguientes diez minutos fueron una extensión del inicio. Temperley seguía efectivo con Ottolini desde el perímetro, pero la balanza cambió abruptamente.

 

Con la conducción y gol de Menna, Centenario se recompuso, se afianzó en Ruiz para el ataque y de esa manera, dió vuelta el resultado. Ambos conjuntos fueron al descanso por la mínima, 36-37 en favor de los venadenses.

 

Tras la vuelta de los vestuarios, el factor defensa fue fundamental. Si bien ambos planteles rendían desde la ofensiva, el local flaqueo en aro propio dándole así la chance a Centenario de sacar diferencia. Con sus baluartes ofensivos encendidos y el envión emocional de la noche de su lado, los venadenses llegaron mejor al final 57-63.

 

Finalmente, la noche tentó a ser del equipo que solo conoció la derrota una vez en todo el certamen, habiendo sacado una distancia de 10 unidades. Pero, así como en toda la temporada, Temperley demostró otra vez la ambición. Con un parcial demencial de 17-1, Temperley volvió a romper los esquemas de lo lógico y cerró otra magnífica noche.

 

Fue victoria local 83-79 ante Centenario, para poner la serie 1-0 en un duelo donde Nicolás Giménez fue doble-doble figura con 18 puntos, 11 rebotes, 2 asistencias y 1 tapa en 35:14 minutos en la cancha.

 

En el Mateo Migliore, la serie seguirá el próximo lunes, en Venado Tuerto desde las 21:30hs.

 

Por otro lado, Central Entrerriano venció a El Talar por 75-68 en el inicio de la serie de cuartos de final, en un duelo entre olavarrienses.

 

Central jugó un primer cuarto espectacular, consciente del poder de su rival y de que su propio plantel estaba mermado debido a algunas lesiones. Por lo tanto, el conjunto local necesitaba desplegar una defensa muy intensa y concentrada. En los primeros diez minutos, Central cumplió estrictamente con su plan y dificultó el juego interior de El Talar, encabezado por corpulento Glimberg y Macrini, uno de sus principales anotadores.

 

El Rojinegro controló bien la zona pintada, obligando a los porteños a recurrir a tiros de tres puntos, en los que tuvieron bajos porcentajes en ese tramo del juego. En ofensiva, Central destacó con un alto porcentaje en triples, siendo Nicolás Nieto y el capitán Carlos Benítez Gavilán los principales anotadores desde larga distancia. Además, el equipo dominó en los rebotes ofensivos, capitalizando las segundas oportunidades. Tanto Benítez Gavilán como Francisco Di Meo aportaron puntos importantes desde la pintura, permitiendo al equipo local obtener una ventaja de once puntos durante el primer cuarto y finalizar con una diferencia de nueve puntos.

 

En los primeros minutos del segundo cuarto, el equipo de Martín Pascal mantuvo el ritmo físico y táctico, pero con el transcurso del tiempo, El Talar comenzó a capitalizar su profunda rotación y frescura física. Ajustaron su defensa y encontraron nuevas vías de ataque, destacándose en rompimientos hacia el aro y lanzamientos exteriores. Facundo Pérez Banegas emergió como la figura principal en la ofensiva de El Talar, liderando la remontada desde una desventaja de once puntos para reducirla a solo cuatro al término del primer tiempo.

 

Durante el descanso, Central aprovechó para recuperar energías y reajustar su enfoque defensivo. Mientras tanto, El Talar, con Galo Terrera encendido desde la distancia, logró abrir una brecha de siete puntos.

 

El rojinegro, impulsado por el aliento de los hinchas que nunca cesó, comenzó a encontrar confianza tanto en la defensa como en el ataque. Nicolás Nieto, Carlos Benítez Gavilán y Francisco Di Meo mantuvieron una producción constante en puntos, mientras que Cristian Pérez y Leandro Quarroz brillaron con jugadas decisivas desde el perímetro. Gracias a estos esfuerzos combinados, Central ingresó al último cuarto con una ventaja de cuatro puntos.

 

En los últimos diez minutos, Central mostró un esfuerzo físico impresionante y un compromiso defensivo tenaz que complicó las ofensivas de su rival. Aunque El Talar logró igualar el marcador al inicio del período, el equipo local demostró una determinación y liderazgo destacados, especialmente de sus jugadores más experimentados: Benítez Gavilán y el luchador Pane, quien jugó a pesar de sus limitaciones físicas. Benítez Gavilán anotó un importante doble que le dio al rojinegro una ventaja de cuatro puntos a falta de un minuto, mientras que Pane, a pesar de sus dificultades físicas, acertó dos tiros libres cruciales a menos de 20 segundos para mantener invicta la localía y estar a un triunfo de las semifinales.

 

En el equipo vencedor, Mauricio Pane completó 18:19 minutos con 8 puntos,5 rebotes, 2 asistencias y 1 recupero, mientras que en el “aurinegro”, Mateo Macrini sumó 23:46 minutos con 11 puntos y 4 rebotes.