miércoles, julio 17, 2024
BásquetLiga NacionalPortada

San Lorenzo logró la Permanencia con Marín como figura y Atenas jugará La Liga Argentina

Fiesta en el Pando, San Lorenzo se llevó 73-62 el Juego 5 de la Permanencia y mantuvo la categoría. Atenas por su parte descenderá a La Liga Argentina. La serie se cerró 3-2 para el Cuervo.


El comienzo del quinto y último juego de la serie por la Permanencia estuvo plagado de tensión, los dos arrancaron intensos e intentaron utilizar sus armas desde un inicio. Erraron, sí, lo normal para un partido con tanto en juego o para la realidad que viven. Restando 4.17 estaban 8 iguales. Pasaron dos minutos más y el local solo pudo ponerse dos arriba (12-10). Luego, el público del Ciclón que estaba atrás del banco Griego hizo demorar un rato el partido. Pasado el mal momento, el cuarto se cerró 14 a 12.

 

Parcial de 9-2 para los de Boedo para sacar una luz de ventaja y máxima del juego (23-14) hasta ese momento. De nueve, Atenas la bajó a cinco y el entrenador de local pidió minuto para frenar la reacción. Pese a eso, el Griego logró ponerse uno arriba (26-27) cuando quedaban 3.29. Dos triples de Federico Marín y uno de Lucas Pérez volvieron a adelantar al dueño de casa por seis arriba. Por el lado del Verde, Fabián Jaimes y Deion McClenton fueron de lo mejor con 8 puntos cada uno. La primera mitad se fue con el local cinco arriba (36-31).

 

Pasados los tres primeros minutos del tercero la diferencia se mantenía. El local movía más la pelota en ataque y llegaba más cómodo que Atenas en el otro costado. El juego transcurría, se jugaba poco y se hacía cortado. Hasta aquí, ni uno lo liquidaba ni el otro podía revertirlo. A posterior, quizás se vio el peor momento del Griego en el partido. San Lorenzo mucho más sólido se escapó a 10 (52 a 42). Al último cuarto entrarían 54 a 48.

 

Marín volvió a vestirse de héroe, metió 5 seguidos y asistió para otro triple. En Atenas, Alejandro Konsztadt (16) sacaba la cara en ataque. Ahora la diferencia era de 12 (64 a 52). El local jugó con la urgencia del Griego por achicar y se despegó aún más, 16 a falta de 3.42. No hubo milagro, lamentablemente para el Griego se acaba una rica y larga historia en la máxima categoría de la Liga Nacional. Quizás sea la noche más negra, pero habrá que comenzar a encender nuevamente esa llama que lo llevo por lo más alto durante gran parte de su vida.

 

El deportista radicado en Olavarría terminó el quinto y definitorio juego con 29:08 minutos en cancha, 21 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias.