Medio siglo de historia para el proyecto de la regionalización

El experimentado periodista Carlos Antonio Zangara realizó recientemente  una reseña del proyecto de regionalización del fútbol que tendría una nueva chance desde el próximo mes de marzo e incluiría a las Ligas de Olavarría, Bolívar y Laprida.


Días atrás hubo reunión entre las tres ligas para terminar de definir el Torneo Regional que comenzaría en el mes de marzo y si bien en la Liga que preside Javier Frías ya se aprobó su realización, resta el ok de las ligas de Laprida y Bolívar, pero mientras se aguarda la resolución, se dio a conocer una reseña sobre la “regionalización del fútbol: un proyecto que cumple medio siglo”.

 

El texto completo publicado en Emblema Deportivo: “Reseña de una ambiciosa idea que comenzó a gestarse en los albores de la década del setenta por el entonces titular de la Liga de Tandil, Luis Mestelán.

El proyecto de regionalización que han encarado las autoridades liguistas de Olavarría, Laprida y Bolívar, actualiza las recordadas ideas que en tal sentido comenzaron a gestarse hace 50 años. Sí,  medio siglo.

Es importante reseñar que en la década del noventa hubo dos torneos en tal sentido y que por distintos motivos no pudieron consolidarse.

En los albores de la década del setenta un dirigente con ideas renovadoras por aquellas épocas como fue Luis Mestelán, presidente de la Liga Tandilense de Fútbol,  muy cercano a Julio Grondona, titular de AFA, intentó fusionar la competencia entre las ciudades de Tandil, Azul y Olavarría.

Reiteradas visitas a ambas Ligas fueron testigos de las prolongadas reuniones que con el presidente Alaimo de la Liga de Azul y con Néstor Di Giano, un histórico Secretario Rentado de la Liga de Fútbol de Olavarría (tenía más poder de decisión que los propios dirigentes), intentaron esbozar un proyecto que inclusive intentaba fusionar las tres ligas.

Desde las páginas deportivas del Diario El Popular, un por entonces muy inquieto periodista deportivo como José Lucio “Popa” Paramio (luego dirigente de Racing), fogoneaba la idea con el propósito de inculcar las bondades que pregonaba Mestelán, seduciendo desde el periódico a los simpatizantes y por ende a los dirigentes de los clubes.

Pese a los esfuerzos denodados de los citados, y haciendo hincapié que en gran parte del país las fusiones de los torneos ya existían, la iniciativa no cuajó.

La posibilidad de unificar las ligas apareció como un proyecto demasiado ambicioso para la época, los intereses institucionales primaron en las encuestas realizadas, y el proyecto quedó trunco más que nada por la inalterable negativa de los dirigentes de los clubes grandes de las tres ciudades en cuestión.

La realización de los incipientes Torneos Regionales que bajaban desde  Consejo Federal terminaron con la audaz intención propulsada por Luis Mestelán.

Más acá en el tiempo, en la dilatada gestión de Oscar Durán como presidente de la Liga de Fútbol de Olavarría se intentó reflotar la idea de regionalizar, aunque con otros formatos y otras ciudades sumándose, pero nunca pudo concretarse.

Una de las premisas del actual conductor de la casa de la calle Dorrego, Javier Frías, es pragmatizar la regionalización y varias reuniones con diferentes autoridades liguistas parecieran que tendrían sus frutos.

Por lo visto en esta nueva reunión presencial, aquel propósito de medio siglo atrás  de “Lucho” Mestelán, aunque con otras características y protagonistas,  puede llegar a convertirse en realidad”.